Talleres online de Mami Me Mima

«Para ser niños respetuosos, primero deben ser niños respetados»

Disciplina Positiva

Además de las fechas para los talleres presenciales, también están estas fechas por si prefieres hacer el taller de manera online

Arrancamos el sábado 2 de octubre:

10:00-12:30 h. Taller de Rabietas y límites desde la Crianza Respetuosa

Precio:25€ por persona

17:00- 19:30 h. Taller de Literatura Infantil

Precio:25€ por persona

Sábado 9 de octubre:

10:00-13:00 h. Taller de Lactancia Materna

Precio: 30€ por persona

17:00-19:30 h. Taller de Gestión Emocional en la Primera Infancia

Precio: 25€ por persona

Sábado 16 de octubre:

10:00-13:00 h. Taller de Cuidados en el Embarazo y Postparto y Crianza con Apego y Respetuosa en el Primer Año

Precio: 30€ por persona

17:00- 19:30 h. Taller de Rabietas y Límites desde la Crianza Respetuosa

Precio: 25€ por persona

Sábado 23 de octubre:

10:00-12:30 h. Taller de Literatura Infantil

Precio: 25€ por persona

17:00- 20:00 h. Taller de Lactancia Materna

Precio: 30€ por persona

Sábado 30 de actubre:

10:00-12:30 h. Taller de Gestión Emocional en el Primera Infancia

Precio: 25€ por persona

17:00-19:30 h. Taller de Rabietas y Límites desde la Crianza Respetuosa

Precio: 25€ por persona

Recordar que las plazas son limitadas, para crear un ambiente tranquilo y de confianza donde podáis preguntar, contar vuestras propias experiencias y podamos resover todas las dudas que puedan surgir

Además, todos los talleres incluyen material adicional que os enviaré al correo

Si necesitas más información, puedes escribirme a blogmamimemima@gmail.com y estaré encantada de ayudarte

¡Nos vemos pronto familias!

Y ¡Feliz Crianza!

Anuncio publicitario

La Soledad de la Maternidad ¿Mentira o Realidad?

“No entiendes la vida hasta que crece dentro de ti”

Sandra Chami Kassis

No, realmente no sabes lo que es amar sin condiciones hasta que una cosita muy pequeña está dentro de ti, crece dentro, contigo, con tu ayuda y tu alimento para luego salir y quedarse a tu lado.

La semana pasada asistí a una charla con una matrona sobre el destete que se realizó en nuestra querida Casa Grande.

La matrona nos preguntó ¿Cómo fue tu lactancia? ¿Y tú destete?

Mis ganas de llorar afloraron como hacía mucho… respiré varias veces al recordar mi vida de hace justo tres años.

Felicidad, amor, sueño, la piel más suave del mundo, todo mezclado con dudas, pero lo que más recuerdo es la soledad.

Recuerdo estar en el hospital, dolorida, con ojeras, sosteniendo a mi bebé que se enganchaba al pecho, pero no sacaba nada así que se dormía con los puños en la boca.

Recuerdo a los sanitarios entrar y salir, estrujarme el pecho y no sacar nada.

Recuerdo a una sanitaria coger a mi bebé, pesarle una y otra vez, sacarle sangre del talón porque le veía amarillo.

Recuerdo a esa misma sanitaria decirnos de muy malas formas que mi bebé se tendría que quedar ingresado por deshidratación, porque yo no tenía leche, pero sin darme ninguna solución, ninguna duda.

Me recuerdo abrazada a mi bebé y con las lágrimas resbalando, ya vestida, a punto de irnos de allí, pero sin saber si solos o con mi bebé.

Recuerdo a una doctora, explicarnos que mi bebé había perdido mucho peso, que yo no tenía leche, que deberíamos darle un biberón en casa.

Recuerdo los labios de mi bebé, llenos de pellejos.

Recuerdo su llanto y sus puños en la boca desesperado.

Pero ¿Sabes lo que no recuerdo? A nadie que me ayudara en esos momentos, a nadie que me dijera “tranquila” a nadie que me asesorara, que me dijera como debía dar el pecho, nadie que me acompañara en estos primeros pasos tan importantes.

Solo un folleto, un follero que todavía guardo entre los papeles del hospital, pero nada más, nadie más.

Recuerdo miedo, incertidumbre, cansancio, ganas de dar el pecho a mi bebé, pero sola.

Al final en casa, a los dos días de seguir sin leche y el bebé seguir perdiendo peso, decidimos probar con biberón.

Mi pobre bebé lo enganchó como nunca, se lo tomó en segundos.

Yo lloré, lloré de impotencia, de no saber, de indecisión, de pena y ahí, en ese preciso momento mis pechos se llenaron de leche.

Mi bebé se enganchó, mi lactancia en ese momento fue una maravilla, tengo que decir que no volví a tener problemas, mis meses de lactancia los recuerdos preciosos, pero vuelvo… sola.

Sola en cuanto a información, a apoyo y por supuesto sujeta a opiniones, que como bien ya escribí, sobraban por todas partes.

Recuerdo la revisión de los cuatro meses del bebé, donde su enfermero me dijo que si ya me tenía que incorporar al trabajo, podía dejar la lactancia sin problema.

En ese momento no me lo cuestioné, al revés, lo agradecí ya que las noches eran muy duras, insisto, todo por falta de conocimientos y apoyo.

Seguí con la lactancia porque afortunadamente todavía no tenía que incorporarme al trabajo, pero ahora me pregunto…. ¿Cómo es posible que un sanitario diga tal barbaridad? ¿No es mejor ayudarte, aconsejarte, hablar, que decir que dejes la lactancia a los cuatro meses? Una lactancia exitosa y sin dificultades, donde el bebé cogía peso sin problema.

Sanitarios que incluso te dan malos consejos, que llegas y te dan unas fotocopias anticuadas con la alimentación complementaria que puedes iniciar incluso antes de los 6 meses, que incluso te dan muestras de manzanillas para los cólicos sabiendo que su contenido en azúcar es altísimo y es perjudicial para un bebé, sanitarios que te dicen que mediques a tu bebé días antes de la vacuna “para prepararle” sanitarios que no te ayudan en tu lactancia, que apenas la nombran, que no te ayudan a entender el sueño del bebé, que jamás te dicen que lo que te ocurre es normal.

Y tú mamá, allí sola, escuchando atentamente, haciendo caso ciegamente a lo que ese profesional te está diciendo, claro, sin cuestionarlo ya que las horas de sueño perdido durante estos cuatro meses ya pasan una gran factura y solo te dejas llevar.

Ahora pienso, mi experiencia con la lactancia ¿fue buena o mala?

No sabría qué decir, tengo sentimientos muy encontrados, opiniones muy grabadas, momentos muy duros y momentos preciosos llenos de amor.

Pero sí, lo que más recuerdo es esa soledad y ese no saber.

Quizá por esta espina clavada, quizá por haber abandonado la lactancia tan rápido, quizá por tantos sentimientos y tanta soledad me hice asesora de lactancia, para poder ayudar a todas esas mamás que se sienten igual que yo, para poder decirlas, tranquila mamá, no estás sola, lo estás haciendo bien.

Quizá todo lo que he vivido con mi Pequeño Caballero me ha conducido a este camino, quizá todo tenía que ser así para ponerme aquí y así poder acompañar a otras familias.

Ojalá esta soledad que sentimos las madres cambie, se desintegre, pase y seamos mamás seguras, informadas, actualizadas y acompañadas.

Si tú también te sientes así, no lo dudes, escríbeme a blogmamimemima@gmail.com porque no estás sola, somos muchas mamás igual que tú, que sentimos lo mismo, que sentimos este peso solas.

No sé si el problema es la saturación en el sistema de salud, no sé si es el cansancio de los propios sanitarios, no sé si es la falta de información y de actualización, no lo sé, pero quienes estamos pagando las consecuencias somos las mamás y por supuesto nuestros bebés.

Recuerda que también puedes seguirme en redes, en Facebook Mami Me Mima blog y en Instagram @mamimemimablog

¡Muchas Gracias Familias! Y ¡Feliz Crianza!

Gracias por estar ahí y ser tan terapéuticas.

Nuevas fechas para los talleres de Mayo

«El mundo solo mejorará si somos capaces de tratar a los niños y a las niñas con cariño, atención, amor, comprensión y respeto»

Tania García

Os traigo las fechas para los talleres de Crianza Respetuosa de Mami Me Mima para el mes de mayo

Os recuerdo que todos los talleres están enfocados bajo la Crianza Respetuosa y el respeto a los más pequeños, además, las plazas son limitadas para todos los talleres para crear un ambiente cálido, donde podáis expresaros y preguntar todas vuestras dudas.

Podéis reservar vuestra plaza en blogmamimemima@gmail.com

¡Os espero con muchas ganas!

¡Gracias Familias! Y ¡Feliz Crianza!

Taller de Lactancia Materna

«Si existiera una vacuna con los beneficios de la leche materna, los padres pagarían lo que fuera por comprarla»

Carlos González

Esta semana os traigo los post del Taller de Lactancia Materna.

Para ti mamá, que estás embarazada y tienes dudas sobre la lactancia o si todavía no sabes qué hacer, tienes preguntas, no sabes como vas a empezar esa lactancia o que problemas te vas a encontrar por el camino.

Para ti mamá, que tienes a tu bebé y no tienes la lactancia que imaginabas y deseabas, que hay dolor o no estás segura de lo que haces o simplemente parece que todo el mundo sabe menos tú…

Aquí estoy para resolver vuestras dudas e inquietudes, para escucharos. para llorar o reír.

Porque no estaís solas en este camino…

Si te apetece acompañarme…

Nos vemos el sábado 17 de abril a las 10:00 horas

Te recuerdo…

– Los talleres son vía online, en la plataforma zoom, te enviaré en enlace a tu correro antes de comenzar

– Las plazas son limitadas, con el objetivo de crear una pequeña comunidad donde podáis estar tranquilas y hablar con total confianza

– Tendréis documentación relacionada con el taller que os mandaré al finalizarlo

– El precio es de 30€ por persona

– Si acudís la pareja, el precio será de 55€

– Además, solo por asistir a cualquiera de los talleres de Mami Me Mima, tendréis un descuento especial para los Asesoramientos para Familias

Para cualquier información y para reservar tu plaza, escríbeme a blogmamimemima@gmail.com

¡Gracias Familias! Y ¡Feliz Crianza!

Talleres Mami Me Mima

«El principal objetivo de la educación es criar personas capaces de hacer cosas nuevas y no solo repetir lo que otras generaciones hicieron»

Jean Piaget

¿Os interesa la Crianza Respetuosa? ¿Queréis un cambio de mirada hacia vuestros hijos o alumnos? ¿Estáis cansados de los gritos, castigos, chantajes? ¿Tienes dudas con la lactancia? ¿Queréis una crianza basada en el respeto y en el apego seguro? ¿Quieres que tus pequeños se interesen por la literatura infantil?

Si la respuesta es SÍ a alguna de estas pregutas, yo te puedo ayudar con mis talleres.

– Taller de Gestión de Emocional en la Primera Infancia

– Taller de Cuidados en el Embarazo y Postparto y Crianza con Apego Seguro y Respetuosa en el primer año

– Taller de Lactancia Materna

– Taller de Literatura Infantil

Aquí os dejo todas las fechas disponibes para todos los talleres, que se van a realizar vía zoom, excepto el 6 de marzo a las 17:00 que el taller de Cuidados en el Embarazo y Postparto y Crianza con Apego y Respetuosa en el Primer año será de forma presencia en Ikigai Family.

TALLERES ONLINE 27 FEBRERO

TALLERES (ONLINE Y PRESENCIAL) 6 MARZO

TALLERES ONLINE 13 MARZO

TALLERES ONLINE 27 MARZO

Después de cada taller os enviaré documentación adicional relacionada con todo tratado, además disponéis de mi contacto para cualquier duda o consulta y si necesitáis asesoramiento individual, podréis disfrutar de un 15% de descuento por la asistencia a cualquiera de los talleres.

Las plazas son muy limitadas con el objetivo de crear comunidad, tribu, vínculo, oara que podáis expresaros y contar lo vuestra experiencia en un ambiente de total confianza.

Para cualquier duda y para reservas podéis escribirme a blogmamimemima@gmail.com

¡Os espero dentro de muy poquito familias!

Taller sobre Lactancia Materna

«La lactancia es el vínculo de amor que vuelve sanos, fuertes y felices a nuestros hijos»

Monserrat Caraccioli

Un nuevo taller que os preparado con todo mi amor dirigido a futuros papás y a mamás lactantes.

Vamos a hablar de la importancia de la leche materna, de sus beneficios y de los tipos de leche que hay.

También del piel con piel y de sus beneficios, tanto para el bebé como para los padres.

Vamos a hablar del agarre, de las posiciones y de las técnicas que exiten para dar de mamar.

De las dificultades que se pueden dar en el bebé y sobre todo de las dificultades que puede tener la mamá a lo largo de la lactancia y cómo se pueden solucionar (mastitis, grietas, perlas…)

De la extracción de leche, de su almacenamiento, de cómo la podemos descongelar y su transporte una vez que nos incorporemos al trabajo.

Para terminar, habalremos de algunos de los mitos de la lactancia y su destierro.

Vamos a dejar tiempo de dudas y preguntas que tengáis y por supuesto, si necesitáis un asesoramiento individual, tenéis un descuento por haber asistido a este taller.

También os recuerdo que tengo mucho material para mandaros al correo al finalizar el taller relacionado con la lactancia materna.

Dentro de muy poquito anunciaré las fechas online por redes y por aquí, pero si tenéis alguna duda, podéis escribirme al correo blogmamimemima@gmail.com y estaré encantada de ayudaros.

¡Os espero mamis y papis!

La Lactancia es Vida

“La lactancia no aprisiona, la lactancia conecta, llena y libera”

Rocío Ramírez

La OMS recomienda alimentar a los bebés de leche materna exclusiva hasta los 6 meses y a partir de los 6 meses empezaría la alimentación complementaria, pero siempre teniendo como base la leche materna hasta los 12 meses.

Cuanto más se alargue la lactancia, más beneficio tendrá para el niño.

La leche materna es más digestiva para ese estómago inmaduro del recién nacido, favoreciendo así su maduración estomacal, además, disminuye el riesgo de padecer caries y el síndrome de muerte súbita, reduce el riesgo de obesidad en el bebé y además, gracias a los anticuerpos que tiene, ayuda a su sistema inmunológico, protegiéndole de infecciones respiratorias, de oído y alergias.

La lactancia además es vínculo mamá y bebé, produce un efecto relajante en ambos. Las hembras humanas somos los únicos mamíferos que damos de mamar cara a cara, viendo y acariciando al bebé.

Para la mamá también tiene muchos beneficios, reduciendo el riesgo de depresión postparto, reduciendo el riesgo de anemia, previniendo el cáncer de mama y el riesgo de osteoporosis después de la menopausia, además de ayudar a adelgazar a partir del tercer mes de lactancia.

Es muy importante que el primer agarre del bebé al pecho sea correcto, ya que si se da un mal agarre, hay muchas probabilidades de un abandono precoz de la lactancia.

Los bebés saben mamar instintivamente, es lo que se llama el agarre espontaneo, por eso es tan importante hacer el piel con piel mamá y bebé nada más nacer, para que lo primero que tome el bebé sea el pecho de su mamá y así ayudar a realizar un buen enganche y con ello una buena y correcta lactancia.

Antes de la llamada “subida de la leche” se da el calostro. Este calostro es vital para los primeros días, ya que es muy fácil de digerir, ayuda a la expulsión del meconio (su primera caca), contiene unos niveles muy altos de anticuerpos, de vitaminas y de minerales. Incluso si el bebé es prematuro, este calostro se adapta a sus necesidades, siendo todavía mucho más fácil de digerir.

Las madres producen la cantidad exacta de leche que sus bebés necesitan, siempre van a tener leche, porque cuanto más maman los bebés, más leche van a producir, por eso es tan importante la lactancia a demanda.

La composición de la leche varía a lo largo de la toma, al principio es mucho más aguada y la grasa se va a encontrar al final de la toma, por eso es importante que el pecho quede vacío del todo antes de ofrecer el otro. Además, la leche se va adaptando a las necesidades de los bebés, a su crecimiento, incluso por las noches ayuda a dormir mejor.

Todas las leches son buenas, todas las leches alimentan, vamos a dejar a un lado esos mitos de “tu leche no alimenta” porque no son verdad. Solo un 1% de las mujeres no pueden producir leche, a este trastorno se le llama hipogalactia.

En la producción de leche intervienen dos hormonas:

  • PROLACTINA: Sube cuando se expulsa la placenta y es la encargada de la producción de la leche. Por la noche está más alta, lo que ayuda a dormir tanto al bebé como a la mamá.
  • OXITOCINA: Es una hormona más emocional. Ayuda a ese enamoramiento del bebé cuando nace y es la responsable de la eyección de la leche. Se puede activar con estímulos auditivos o visuales o incluso cuando la mamá habla de su bebé.

Para una buena lactancia, es muy importante la postura del bebé que debe estar pegado a la mamá con su cabeza recta, nunca debe tener el cuello torcido para mamar. Es importante cambiar la postura del bebé al mamar, así que además de esta postura clásica, también pueden estar mamá y bebé tumbados.

En cuanto al agarre, el bebé debe tener la boca muy abierta y enganchar tanto el pezón como buena parte de la areola, con los labios hacia afuera, y debemos ver como succiona, es decir, debemos ver un pequeño movimiento en la parte de la mandíbula y del oído.

La lactancia no debe ser dolorosa, debe ser un momento único, de amor, de vínculo. Es normal que las primeras semanas los pechos duelan, los pezones duelan y estén resecos, es normal que durante los primeros días el enganche duela, pero nada más.

Las grietas, heridas y mastitis se deben a un mal agarre del bebé o que le bebé no vacía del todo el pecho, por ello es tan importante estar bien informadas, acudir a la matrona para que corrija ese agarre o esa mala postura y rodearte de buenos apoyos que te ayuden a seguir con la lactancia.

La mejor manera de curar estas grietas, heridas y mastitis es que el bebé siga mamando, además de un cuidado básico por parte de la mamá, como es una buena higiene con un jabón neutro, una crema (especial de farmacia) para hidratar el pezón y mantener los pechos al aire el mayor tiempo posible.

Puede ser que la mamá en algún momento tenga que tomar alguna medicación, debemos saber que muchos medicamentos son totalmente compatibles con la lactancia materna y ahora mismo disponemos de un gran recurso que nos ayuda a saberlo 100%. Se trata de la página e-lactancia.org donde nos indican si ese medicamento es o no compatible.

Muchas dudas que nos surgen a las mamás cuando damos el pecho es si nuestro bebé está bien alimentado, ya que no podemos controlar la cantidad de leche que le damos o de repente nos pide de mamar cada poco tiempo o cada mucho o notamos los pechos más vacíos de lo habitual.

Si el bebé hace unos 6 o 7 pises al día, si está feliz, contento, duerme tranquilo, hace deposiciones y claro, si coge peso, es que la lactancia va perfectamente.

A medida que el bebé va creciendo, tarda menos en mamar, también puede pasar que el bebé mame más a menudo en verano simplemente porque tiene sed, esto nos ha pasado a todas las mamis y nos preocupamos por si algo no va bien o por si algo ha cambiado de repente, pero no, tranquilas, todo sigue bien.

La lactancia debe ser un momento único, de disfrute, de calma, de amor. Debemos vivirla así y para ella es fundamental tener toda la información precisa, consultar dudas con los profesionales que tenemos a nuestro alcance como matronas o el propio pediatra de nuestro bebé, además existen grupos de apoyo a la lactancia donde otras mamás pueden ayudarnos con sus propias experiencias.

En mi caso pude dar el pecho al Pequeño Caballero hasta los 7 meses, mi incorporación al trabajo fue tan traumática que se me cortó la leche a las pocas semanas, pero tengo que decir que fue una experiencia maravillosa en todos los sentidos.

Claro que en ocasiones es duro, es un momento nuevo, que por mucha información que tengas a tu alrededor nunca sabes si lo haces bien o no, por eso es tan importante tener esos apoyos y no escuchar eso de “¿otra vez al pecho?” o “tu leche no alimenta” o “con la leche de farmacia vas a estar mucho más tranquila”. Pues no, yo estaba muy tranquila con mi pequeño al pecho, no necesitaba biberones.

Mi hijo mamaba cada dos horas y recuerdo perfectamente esas caras a mi alrededor cada vez que me lo ponía al pecho, así que decidí seguir mi instinto y dar el pecho cada vez que él me lo pedía, así conseguimos una muy buena lactancia, un gran vínculo, un precioso momento que era solo nuestro.

Las primeras semanas fueron duras claro que sí, nadie te prepara para el parto, para el postparto, para esas hormonas revoloteando, para ese cansancio extremo y esa preocupación 24 horas por ese bebé tan chiquitito que ahora depende de ti. Pero poco a poco  nos fuimos conociendo, nos fuimos asentando, nos fuimos encontrando y nos fuimos enamorando y tengo que reconocer que dar el pecho a mi bebé es la mejor decisión que tomé. Tuve momentos malos, que me llegaba a creer que no tenía suficiente leche, pero luego le miraba, gordito, feliz, relajado y todo se esfumaba.

Mamis y futuras mamis, buscar esa información, ese apoyo, superar esas primeras semanas para luego la recompensa tan bonita que os espera, la lactancia es vida, le vais a dar a vuestros hijos lo mejor que tenéis por naturaleza.

Y si no puede ser, no pasa nada, no sois peores madres, porque siempre vais a querer lo mejor para vuestros hijos y siempre las decisiones que toméis serán las más acertadas para ellos, porque para eso es vuestro bebé y tú eres su mamá.

Espero haberos resuelto algunas dudas y recordar que también estoy en FACEBOOK Mami Me Mima blog, en INSTAGRAM @mamimemimablog y en el correo electrónico blogmamimemima@gmail.com